La vida en #ModoRosa

7:53 p.m.


La vida, un evento que constantemente nos invade de sorpresas. Un día llegará la noticia de ese empleo que nos realizará como mujeres, en otro, quizá, sentiremos esa cajita pequeña con un anillo que nos cambiará el mundo; y en otro, menos esperado, verás esa prueba que te contará que alguien está dentro de ti. Pero no siempre las noticias son buenas, no siempre alguien especial crece dentro de ti. En el tiempo que les ha tomado leer estas líneas una mujer ha sido diagnosticada con cáncer de seno (cada 30 segundos una según la OMS). Quizá en ese mismo tiempo muchas otras se enteraron que van a ser madres, o esposas. Pero sólo para las primeras, la vida ha puesto un reto en su pecho, uno del que depende su vida. Cuando terminen le leer este post, una de ellas habrá perdido la batalla (cada seis minutos muere una en estas circunstancias, es una de las causas de muerte de mujeres en el mundo).



No quiero sonar alarmista, pero a veces la realidad puede ser más escandalosa que la ficción. Me eriza los pelos pensar que una de cada ocho chicas que veo en la calle—incluso yo—, en algún momento de la vida padecerá esta terrible circunstancia.Lo que tengo en la cabeza, y de eso estoy muy segura, es que no se trata de hacer víctimas a quienes la padecen, ni mucho menos hacer que las demás sientan lástima por ellas. Se trata de crear una conciencia de género, una cultura del autocuidado en la mujer. Es una problemática que debemos hacer nuestra, es más que una causa noble para apoyar. Se debe extender a cada aspecto de nuestras vidas y en todos los meses del año.


Pensando en todo esto, la agencia Tripartita, y especialmente Lina Hinestroza,  una mujer que despertó mi admiración por su valentía y entereza, traen al mundo Modo Rosa, iniciativa que busca precisamente eso, que estemos en un modo de pensamiento, en una actitud frente a la vida. Es por ello que se trata de un modo (una forma, una acción, un ser) y no de un día, o una tarde rosa... Pretende invadir todos los aspectos de la vida de una conciencia sobre lo que ocurre, y con ello evitar el mayor número de muertes posibles (una detección temprana salva más vidas que los tratamientos médicos).



Algunas mujeres se cortan el pelo y lo donan, y es un acto sublime, no porque el pelo como tal (pelucas hay de todos los precios), sino por el símbolo de brindarle algo tan tuyo a otra mujer, precisamente por la condición de ser mujer. Es como arrancarse un pedazo de espíritu para darle fortaleza a otro. Pero no es la única manera de estar en Modo Rosa, el simple hecho de auto examinarse y poner el tema sobre la mesa, es ya un aporte. También desde los hombres, que viven tanto como nosotras el dolor de perder una madre, de ver sufrir una esposa o una hermana. El rosa es para todos, y todos tenemos un modo para serlo ¿Cuál es tu Modo Rosa?



You Might Also Like

0 comentarios