Kandy Party: Celebrando la vida con mi mejor amiga

8:15 p.m.


¿Ustedes recuerdan a Candy? Rubia, coqueta y amistosa.Esa que daba vueltas cantando “Búscame, sígueme, llámame Candy/ Busca mi camino, sígueme, ríe como Candy” (Admítanlo en su interior, la recuerdan y la extrañan igual que yo). Pues yo tuve una infancia muy feliz viviendo sus aventuras, otros quizá lo vivieron con Heidi, y los entraditos en años con la Abeja Maya. En fin, todos atesoramos ese maravilloso recuerdo en nuestra cabeza. Yo, más que una remembranza quise traerlo y afianzarlo en mí vida, es por eso que cuando llegó a la puerta un ser con esa dulzura de Candy, quise hacer de ellas una sola figura. Les hablo de mi perrita Kandy (Ojo, con Ka de Kokkinaki, no de kardashian. Diferencia de la tierra al cielo ajajaj).




Hace 4 años está conmigo, y no puedo dejar pasar un día tan especial para las dos: su cumpleaños. Lo celebro por ella, para que esté un día más mimada de lo normal y muy feliz, y también por mí, como una afirmación de todo el afecto que nos hemos dado y un agradecimiento al tiempo que compartimos juntas. Es un ser especial en mi vida, mucho. Mi mamá era de esas que no dejan tener animales en la casa, hasta que un tío encartado con un embarazo adolescente de su perrita nos dejó una cachorrita, más por librarse de ella, todos lo sabemos. Como siempre ocurre, mi mamá después de mucha malacara aceptó y ahora la quiere más que a mí, pero bueno.




Kandy tiene la ternura en los ojos y la fuerza en el carácter, porque quiero decirles que tiene sus momentos de Diva y le provoca sacarnos de la casa, eso me gusta, es muy divertido verla enojada. Buscando pasar un día especial con ella (porque no tenía idea de qué puede gustarle a un perrito, o como armarle una fiesta) encontré a Kanú, Pet Hotel. Un lugar dedicado exclusivamente a cuidar y mimar a las mascotas como lo harían sus mismos dueños, y también hacen fiestas y agasajos. Me gusta mucho que exista porque le temo a esa recurrente historia de las mascotas que dejan con el amigo “de confianza”, y terminan los peces en el inodoro, los gatos perdidos y los loros infartados. Las mascotas son seres especiales y lo merecen, es como si dejaras a tu abuelita con tu amigo de parranda… ¡No!

La foto del recuerdo con nuestros invitados!
La verdad me animé a escribir porque quedé muy contenta, y lo estuve al ver a Kandy feliz. Las fiestas de perros son extrañas pero divertidas. Ellos pierden el control y parrandean con toda, yo pensaba que se quedarían quietos comiendo, pero arman la propia rumba, es increíble. Los invitados fueron los perros de mis mejores amigos —kandi no es tan sociable para tener amigos por fuera de la casa—. Ese día estaba regia, por supuesto, pero nada de novios, es una señorita. La adoro porque sabe cuándo está arreglada y bonita. Pero bueno, les dejo las fotos para que juzguen ustedes mismos qué tan bien la pasamos. Ahora ya conocen un poco más sobre alguien que siempre está en mis piernas mientras les escribo. 

Se despiden Kokki y Kandy, Muá y guau. 

Las Sorpresas para nuestros invitados!

¿Pueden creer que existen cupcakes de mascotas?

El desorden cuando rompieron la piñata 
Lala y yo con Fionna, Anubis y la festejada!
 Nuestros Invitados:

Anubis
Boule

Lupe & Pepa
Fionna

Extrañamos a Mathew, Agathá, Bruno y Simón que no pudieron asistir a nuestra fiesta.


Nuestros anfitriones:




Gracias por acompañarnos en nuestra fiesta!


You Might Also Like

0 comentarios