Un Viaje a la raíz

7:12 a.m.

Conocer a fondo una prenda, descifrar su origen y entender su estructura, son algunas de las cosas que me apasionan de la moda. Portar una pieza, más que la satisfacción de una necesidad o el alarde de un diseño, es un acto de conciencia, una selección que proyecta el interior de uno mismo (Así muchas se disfracen, expresa a gritos quienes son en realidad). Aprender algunos procesos importantes como las tipologías y el uso del Jean o el significado político y económico que ha tenido en denim en la construcción del mundo actual, es un tema que ya me daba pistas del  universo índigo, sin dudad alguna rey indiscutible de la temporada.


En esta oportunidad, y gracias a Coltejer, logré despejar todo misterio al rededor de la trama y el urdimbre, un delicioso enredo que hoy les explicaré (mentiras no es tan complicado jajaja). Mientras por un lado entra algodón, ramitas y mugre: bosque; por el otro, varias horas después, salen con frenesí metros de tela deliciosa que parece una cascada líquida. Uno no puede evitar llenarse de emoción viendo ese monstruo tejer, y mucho menos, alejar el pensamiento del mito que ha significado para la ciudad Coltejer, que ha sido a Medellín, mas o menos,  lo que Grecia a la humanidad (anoten eso, estoy iluminada jajaja). Pero es real, no sólo por el edifico con forma de aguja y telar, o por la antiquísima tradición textil era que alimento la moda colombiana desde sus más tiernos inicios, no. También se me vienen a la cabeza las épicas bienales de arte que realizó y la estabilidad económica que les brindó a tantas familias.


Pese a que lo acompaña la más sólida tradición y un siglo de experiencia, siento que Coltejer no se debe escribir en pasado sino en futuro. Ha sido muy grato para mí poder verificar sus calidades y ser testigo de la renovación de una marca centenaria que apoyará sus creaciones en su experiencia, nutridas con un equipo de diseño que le imprime actualidad a cada prenda.Y si no me creen (Ay del que se atreva a dudar de mí jajaja, mentiras), les dejo las fotos, un paso a paso de cómo se hace la tela, que es donde todo empieza:


1. En esta máquina comienza el proceso que se llama apertura, mezcla y limpieza para preparar el algodón.

2. luego está el proceso de Hilatura en el cual primero hacen cardado y luego primer y segundo estirador. 


 3.Ahora el open-end que es cuando se vuelve hilo






4. Continua con el proceso de urdido




5. Sigue el proceso de teñido para llegar al índigo




6. Para finalizar con los procesos de tejidos y acabados.


Yo no sé si mi percepción esté viciada por la maravillosa experiencia de co-crear  unos Jeans  con los aliados de la empresa (valga decir que nos quedó divino), pero con o sin, puedo dar fe que vestir con insumos de Coltejer sería un acto decidido y consiente, y llevar una prenda que lleve ese emblema es tener la piel envuelta en el ADN de la ciudad.



Ojalá hayan disfrutado tanto como yo este recorrido, la moda no se trata sólo de luces, cámara y acción, también hay trabajo, y de mucha calidad, este es un recinto que muestra que el pavoneo en una pasarela o la compra de un jean, es el fin de una proceso cuidado y experimentado en la excelencia.



You Might Also Like

0 comentarios